Reseña: Entre dos Lunas - Sharon Creech

viernes, 24 de abril de 2015

 

Título: Entre dos Lunas 
Título original: Walk Two Moons 
Saga: No 
Autor: Sharon Creech 
Traductora: Ester Arnó 
Editorial: Noguer y Caralt 
Páginas: 288 
Precio: 8,50 € (Casa del libro)
Mientras atraviesa en coche las Colinas Negras, Sal no puede evitar pensar en su madre, que ha huido lejos, sin dar explicaciones. Sal está dispuesta a todo para encontrarla, incluso cruzar el país e iniciar un viaje largo y no menos intenso. Porque ese viaje tiene un claro motivo: recuperar a su madre para siempre.

Este fue el regalo de mi amiga invisible por Navidad, y esperaba mucho más de él. No porque pensara que Pingu supiera elegir mejor (lo elegí yo), sino por cómo se presentaba el libro: una historia contada por una niña que tenía mucho que enseñar sobre cómo somos las personas, cómo se supera una pérdida de un ser querido y cómo afrontar las nuevas circunstancias que aparecen en tu vida. Me ha encantado la forma en la que la escritora explicaba por qué nos comportamos tal y como lo hacemos, ya sea por una separación o una muerte, cuando perdemos a alguien de nuestro lado.

De la historia me han gustado las dos primeras cuartas partes, y los últimos capítulos con el final incluido. El tercer cuarto, lo eliminaría para siempre o me lo inventaría o no sé:


Por esta razón, su nota es un 3,5; y, de este modo, paso a analizarla fragmento a fragmento:

-Las dos primeras cuartas partes me han fascinado.

La protagonista se presentaba como una niña tímida, de manías extrañas, observadora de las rarezas de las otras personas. Me gustaba mucho cómo la autora narraba cada acontecimiento, describía a cada individuo, cómo conectaba con el lector de una forma rápida, fluida, fácil, sin demasiadas estructuras complicadas. Me sorprendió lo bien que caracterizaba a cada personaje, a cada familia: unos más perfeccionistas, meticulosos, respetables…, otros más valientes, divertidos, que acogían la vida tal y como les venía, sin asustarse, rompiendo reglas…
Cuando por fin los abuelos Hiddle y yo salimos ese primer día de viaje, apreté siete amuletos de la buena suerte entre mis manos y recé durante los primeros treinta minutos. Recé para que no tuviéramos un accidente (me aterrorizaban los coches y autobuses), para que llegáramos el día del cumpleaños de mi madre –quedaban siete días– y para que la trajéramos a casa. Una y otra vez, recé lo mismo. Recé a los árboles. Era más fácil que rezar directamente a Dios. Casi siempre había un árbol cerca.
Una vez pregunté a mi madre por qué Buela y Buelo Pickford nunca se reían. –Están muy ocupados siendo respetables –dijo mi madre–. Para ser así se necesita mucha concentración.
Hace tres años, cuando fueron a Florida [se refiere a sus abuelos], les paró la policía por conducir en ropa interior. El aire acondicionado había fallado y se había estropeado por completo, explicó mi abuelo. Y ellos tenían calor. 
Hace dos años, cuando hicieron un viaje a Washington, les arrestaron por robar los neumáticos de atrás del coche de un senador. <<Teníamos dos neumáticos aplastados y despanzurrados –explicó Buelo–. Sólo habíamos tomado prestados los neumáticos del senador. Íbamos a devolvérselos>>[…]. 
El año pasado, cuando Buela y Buelo fueron a Filadelfia, les paró la policía por conducción temeraria. <<Usted estaba conduciendo por el arcén>>, le dijo un policía a Buelo. Él dijo: <<¿Arcén? Pensaba que era un carril extra. Mire qué llano es. Usted no encuentra carriles tan lisos como éste allá en Kentucky. Es un arcén extraordinariamente bueno>>.
-Del tercer cuarto de la historia, me muestro bastante desilusionada. Pensé que Sharon Creech no era de ese tipo de escritoras que crean un mundo inmejorable, lleno de tíos buenorros y perfectos. En estos capítulos, la esencia de los personajes se pierde en más o menos grado para el resto del libro.

Primero he de aclarar que Salamanca, la protagonista, tiene trece años, que en las primeras partes de la historia, incluso repele al único niño que se ha fijado en ella: no quiere ni que la acaricie. Sin embargo, un día va de visita a la universidad, y de repente, por arte de magia, todos los hombres allí presentes son guapos y maravillosos:   
Los estudiantes entraban y salían del edificio y cruzaban el césped. Había algunos sentados en la hierba o en los bancos, estudiando. En el vestíbulo había un mostrador de recepción y detrás de él un hombre joven y guapo. […].
–Desearía haberme puesto otra cosa –dijo Phoebe, y se quitaba bolitas del jersey.
El jersey era de su madre. En la primera parte de la historia, ni siquiera quería desprenderse de él porque era muy especial. Ahora ve a esos adonis, y solo piensa en quitárselo. Y eso me parece realmente feo y en discordancia con su personalidad al principio del libro. 
El hombre [el recepcionista] me dirigió una sonrisa amplia y blanca. Era muy guapo. Comprobó la lista y dijo: 
–Vais bien encaminadas. Es la habitación 209, podéis subir.
–Phoebe casi se desmaya.
¡¿Enserio?! Es decir, ¿casi se desmaya? ¡Qué exageración! De esta escena, me aborrece que la escritora se centre tanto en el físico del hombre, y deje de lado el motivo tan importante por el que tenían que ir a la universidad (el cual tendréis que averiguar vosotros), que se pierda para el resto de la narración la forma tan especial que tenía Phoebe de describir sus prejuicios. Ella ya nunca más vuelve a obsesionarse con los asesinos, ni con nada de aquello que ocupó su mente al inicio del relato.

-En el último apartado, la novelista intenta volver a recuperar las riendas de la historia, volverla entrañable otra vez. Pero ya es demasiado tarde. No obstante, el final es muy bonito y merece la pena leerlo de verdad.

CONCLUSIÓN

Pienso que Sharon Creech escribió el libro en dos partes: primero las dos cuartas partes iniciales junto con el final y posteriormente el tercer cuarto. Así se explicaría por qué algunas zonas de este tercer cuarto ni siquiera concuerden con lo narrado anteriormente, y por eso algunos personajes no se acuerdan de haber conocido anteriormente a otros.

No obstante, en general el libro está bastante bien. Hay muchos párrafos que merecen la pena leer realmente, que te enseñan muchísimo, a pesar del desastre del tercer cuarto. Incluso sabiendo la nota que le he puesto, lo releería muchas veces, porque las dos primeras y la última parte, son de sobresaliente. Y, de nuevo, recalcar el final, pues no demasiados autores saben hacer finales cerrados que les gusten a sus lectores.  



P.D.: Si encontráis en esta entrada fallos de expresión, de comas, en estructuras sintácticas, faltas de ortografía o lo que sea... os agradecería mucho que me lo dijéseis. Incluso si pensáis que he colado sin querer algún spoiler, pues quiero mejorar al hacer reseñas. Muchas gracias a todos por leerme detenidamente, por los comentarios y por todo. Besitos!!!
 





 

11 comentarios:

  1. No conocía el libro y con tu reseña me has dejado por una parte con curiosidad pero por otra no me apetece.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía, pero tampoco me llama especialmente la atención. Una lástima ese cambio en los personajes.
    Un beso ♥

    ResponderEliminar
  3. Pues no había oído hablar de este libro hasta ahora mismo, pero no ha terminado de llamarme la atención, la verdad. Igualmente me alegro que tu lo hayas disfrutado, pese a que no haya sido todo lo que esperabas.

    Un beso, Panda ♥

    ResponderEliminar
  4. No me suena, pero tampoco me a llamado demasiado la atención. Gracias por la reseña!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Uf, con tantos altibajos dudo que me anime con él xD
    Gracias por la reseña ^^

    ¡Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
  6. Hola :)
    Pues no conocía el libro, pero tampoco es un libro que me haya llamado la atención, así que no creo que lo lea. Por cierto, no he encontrado nada mal escrito, así que no te preocupes, que si lo hubiera no pasaría nada, somos humanos y podemos equivocarnos :)

    Un besito ❤

    ResponderEliminar
  7. Ni tiene mala pinta aunque que una parte de la historia decaiga así me echa bastante para atrás-
    Gracias por la reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Panda! e.e
    Me sorprendí cuando vi tu firma, pero me alegra mucho de que estés en el blog^^
    La verdad es que al principio, por la sinopsis si me llamaba pero cuando dices que decae DDD: A mí es que me da mucha rabia eso y me indigno, creo que ya tengo muchas cosas como para indignarme jajaja
    En fin, no lo descarto del todo, pero no lo voy a apuntar por el momento, y si en alguna ocasión me lo encuentro como posibilidad, le daré una oportunidad.
    Un beso Panda :3

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Panda! Que genial verte por aquí :D
    No conocía el libro y, a simple vista, parece uno el cual merece la pena leer. Me ha gustado eso de que las primeras partes te han agradado, parece ser una trama que se lleva bastante bien a la hora de leer. Pero cuando ya has explicado aquellas cosas que no te han gustado, me he sentido igual que tu y sin haber leído el libro. ¿Qué es eso de desmayarse? Por favor, ¿te habrá un tío guapo y tu casi te desmayas? En fin. Esas cosas es que no me gusta verlas en un libro, que un tío sea sexy y ya te haga caer todos tus esquemas. Sigue como antes, chiquilla XDDD

    A lo mejor lo leo, no se. Si me da por ahí. ¡Un besote! <3

    ResponderEliminar
  10. Yo me leí ese libro, la verdad: me gustó mucho!

    ResponderEliminar
  11. gracias por hacer la resena <3

    ResponderEliminar

Este blog se ha construido poco a poco gracias a vuestras visitas y comentarios. ¡Muchísimas gracias! Aunque no solemos contestar a los comentarios por cuestión de tiempo, leemos todos y cada uno de ellos.

Recuerda comentar con educación, sin insultar a nadie y sin ningún spoiler.

Si quieres que conozcamos tu blog, puedes dejar un comentario en cualquier entrada o enviarnos un correo.

¡Gracias por pasaros! ♥

Santa Template by Mery's Notebook © 2014